Google+ Entre Hornos: Tarta de Fresas

26 nov. 2012

Tarta de Fresas

Hola!

Bueno, como habéis podido comprobar he cambiado el aspecto del blog (otra vez =P) lo he hecho por un libro, sí, sí.

Me lo han regalado mis padres y estoy muuy contenta =D tiene recetas de todo tipo, tartas, pasteles, galletas, panes, merengues, soufflés, cupcakes, magdalenas... =D

Y diréis... ¿qué tiene que ver este libro con el cambio del blog?
Pues que este fin de semana pasado me decidí a hacer la primera receta: Tarta de Fresas y quedó tan bonita que cambié el aspecto del blog para darle un huequito especial =)  Espero que os haya gustado.

Es la primera vez que hago este tipo de tarta así que supongo que no me habrá salido del todo bien, pero iré mejorando y aprendiendo ^^

Os dejo la receta...

Necesitaréis un molde de tarta de 22cm, yo no lo encontré así que usé uno de 24.

Ingredientes:

-100 gramos de harina de repostería + extra para espolvorear
-100 gramos de mantequilla refrigerada y cortada en cubos
-50 gramos de azúcar
-1 yema de huevo
-1/2 cucharadita de extracto de vainilla
-6 cucharadas de gelatina de grosellas rojas
-300 gramos de fresas lavadas y cortadas en láminas no muy finas

Para la crema pastelera
-100 gramos de azúcar
-50 gramos de maicena 
-2 huevos
-1 cucharadita de extracto de vainilla
-400 ml de leche entera 

Aclaraciones: No he conseguido encontrar todavía el extracto de vainilla, cuando voy a Carrefour siempre está el cartelito pero nunca queda... así que he usado azúcar de vainilla por eso veréis algunas motitas oscuras en la foro, tranquilos no es veneno, es que ese azúcar es oscura =)
Otra cosa que os debo decir es que no he usado leche entera porque soy intolerante a la lactosa, por tanto he usado leche sin lactosa que además es semidesnatada, esto lo comento porque el color de la crema me ha salido algo mas oscura por este motivo (sumado al azúcar de vainilla). 
Aun así os digo que la leche sin lactosa no varía para nada el sabor =)

Preparación:

Lo primero que vamos a hacer es la base de la tarta

Frotamos la harina y la mantequilla en un cuenco hasta formar migas finas y agregamos el azúcar. 
Por otro lado batimos la yema con el extracto de vainilla y lo agregamos a la mezcla.
Formamos una masa, si os queda seca le podéis añadir un poco de agua, la envolvemos en papel transparente y la metemos en el frigorífico durante 1 hora. 

En este tiempo precalentamos el horno a 180º.

Pasada la hora sacamos la masa, espolvoreamos con harina la zona donde vayamos a trabajar y extendemos la masa con la ayuda de un rodillo, con un grosor de unos 3 mm, si se empieza a desmoronar y rajarse la amasamos suavemente con las manos (yo al principio tuve que hacerlo así).
Cuando esté listo cubrimos el molde con la masa y con unas tijeras cortamos los bordes que cuelguen demasiado, pero no a ras del molde, dejamos que sobresalga un poco.
Pinchamos con un tenedor la base para que no se formen burbujas al hornear y cubrimos el fondo con papel vegetal dentro de éste ponemos garbanzos, por ejemplo, esto puse yo.
Lo colocamos en una bandeja y lo horneamos 20 minutos.

Pasado este tiempo lo sacamos del horno y quitamos el papel vegetal con los garbanzos, horneamos otros 5 minutos y recortamos los bordes sobrantes.

Disolvemos 6 cucharadas de gelatina con una cucharada de agua y lo untamos sobre la base de la masa, no uséis toda la gelatina que luego la necesitaremos otra vez.
Dejamos enfriar.

Ahora vamos con la crema pastelera:

Batimos en un bol el azúcar, la maicena, los 2 huevos y el extracto de vainilla.
Por otro lado ponemos a calentar en un cazo los 400 ml de leche, cuando empiece a burbujear lo retiramos y vertemos la leche caliente a la mezcla que acabamos de hacer, batiendo todo el tiempo.

Devolvemos la mezcla al cazo y cocemos a fuego medio, removiendo siempre.
Cuando la mezcla espese reducimos el fuego y seguimos cocinando 2 o 3 minutos.
Pasamos el resultado a un cuenco y cubrimos con papel transparente, lo dejamos enfriar bien (yo no lo metí en el frigorífico). 
Cuando veamos que está frío batimos la crema pastelera y la esparcimos en la base de la tarta, que habíamos preparado anteriormente.

Por último, lo más bonito, cubrimos la tarta con las fresas, rescatamos lo que sobró de la gelatina (si se ha cuajado la calentamos un poco) y con la ayuda de un pincel cubrimos las fresas.

Lo ideal es comerla el mismo día, pero se puede guardar una noche en el frigorífico. 

Aquí os dejo las fotos:


























Espero que os haya gustado tanto como a mí hacerla =)

Un besito!

6 comentarios:

  1. le queda muy bien esta tarta a la nueva cabecera :P pintaza + colorido = obra maestra jajajja
    Además que esta buenisima seguro! a mi me gustan mucho los postres que llevan frutas, he hecho alguna vez alguna con kiwi por ejemplo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! me alegro que te guste =D
      que rica, con kiwi! a mi madre le encantaría ^^

      Para Navidad quiero probar con más postres con frutas, había pensado en unas tartaletas =)

      Un besito!

      Eliminar
  2. ¡Como para no hacerle hueco en la cabecera a esta tarta!! Te ha quedado preciosa y seguro que deliciosa. Ya me gustaría poder comer un pedacito ahora mismo ^_^
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! =D
      Pues ya sabes...prueba a hacerla, ya verás que rica está =)
      Un besito!!

      Eliminar
  3. Te ha quedado preciosa, debe de estar de vicio. Me quedo de seguidora viendo todo lo que tienes, si quieres visitarme te espero en Sal y Canela. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Muchas gracias, me alegro que te guste =)
      Ahora mismo me paso por tu blog ^^

      Un besito y bienvenida! =D

      Eliminar

¡Tu comentario es muy importante para la dueña de este blog, no lo dudes, comenta! =D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips